viernes, 30 de mayo de 2008

Tortilla de ortigas


Hace unos días aprovechando un alto en las copiosas lluvias que disfrutamos estos días, nos fuimos a dar un paseo.
Entre las flores, encontramos frescas y mas picosas que nunca, un montón de ortigas.
Un poco por devolverles el favor que nos habían hecho en las piernas y otro poco por curiosidad, decidimos (con improvisado método) recoger unas cuantas y hacer una tortilla.
El sabor es agradable, menos ácido que una espinaca y mas fibroso.




Se ponen a hervir las hojas y los tallos mas tiernos de las ortigas, en una cacerola con agua y sal.Durante 5 minutos. Se cuela.



En una sartén se sofríen tres dientes de ajo.
En un cuenco se baten cuatro huevos.
Se agregan las ortigas un poco troceadas con un tenedor, los ajos (templados para no cuajar el huevo) y queso tierno, rallado.



Se procede luego como con cualquier tortilla de hojas.
Para acompañar preparé Hummus ,del que pondré la receta esta semana.
Ahora solo resta atreverse a salir al campo a recolectar, se recomienda guantes!!


Si alguien quiere ver el paseo de ese día,pinche aqui

2 comentarios:

salvia dijo...

Tortilla de ortigas!!! qué curioso!! ¿al cocer la ortiga se le quita el problema del picor??? Saludos!!

Sole dijo...

Salvia, puedes comer tranquilamente la ortiga, luego de hervirla, esos cuatro minutos. Te aseguro que lo único que encontraras es un sabor delicioso